V

No entiende el Universo de pasiones humanas,
y todo lo mundano es simplemente
un ejército fiel de marionetas;
lo mismo le sucede
al santo que mañoso
da fruto en los desiertos de la gente.

El Universo eterno,
infinito, innombrable, permanente,
está lleno de música
que quien sus alas mueve
sólo puede abrazar en su silencio
siendo el rey de su voz perennemente.

Mas la cotorra estatua que remeda
ni ella misma se entiende, y si lo hiciere
de vergüenza y fatal aburrimiento
en su jaula se muere.

Lao Tsé

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada